jueves, 29 de abril de 2010

Principios de las narrativas transmediáticas: Serialidad

Las estructuras transmediáticas dependen de segmentos de contenidos que juntos componen una unidad narrativa.  De acuerdo con Jenkins (2009), una serie crea un fragmento de historia que puede dispersarse a través de muchas instalaciones. El punto más significativo de atención se concentra en el momento que un texto termina y da inicio a otro. De esta forma se crean enigmas  que conducen al lector a continuar consumiendo la historia, a pesar de que ésta haya sido pospuesta hasta una nueva instalación (¶ 35).

El principio de serialidad ha sido aprovechado por las grandes franquicias de entretenimiento para lograr que sus historias perduren de manera activa en el tiempo.  Por ejemplo, en el caso del cine el concepto de “trilogía”, común en las grandes producciones de la actualidad,  demuestra por parte de la industria, un interés en mantener una relación de largo aliento con sus audiencias, que  la mayoría de las veces se traduce en considerables ingresos económicos.

La segmentación de la historia, facilita la transmediación, pues un texto puede ser reconfigurado en distintos medios, con el objetivo de alcanzar un mayor número de consumidores que se mantengan  a la expectativa  de los futuros lanzamientos.

Figura No 1. Ejemplo de libros de Harry Potter que representan el principio de serialidad (Black, 2009).


Referencias: 
Jenkins, H. (2009). The Revenge of the Origami Unicorn: Seven Principles of Transmedia Storytelling. [En línea]. Recuperado en diciembre 22 de 2009. Disponible en: http://www.convergenceculture.org/weblog/2009/12/the_revenge_of_the_origami_uni.php

Black (2009). harry potter saga apr-jun 2009 [Imagen]. Recuperado en abril 29 de 2010. Disponible en: http://www.flickr.com/photos/black_coffee_blue_jeans/3618377683/

miércoles, 21 de abril de 2010

Principios de las narrativas transmediáticas: Construcción de Mundos

Crear un mundo para desarrollar una historia ofrece la oportunidad de contar con una plataforma en la que se pueden involucrar diversos personajes y situaciones para que sean aprovechadas por cada uno de los medios (Cine, libros, videojuegos, tv, etc) que intervienen en una narrativa transmediática. La estructura del mundo permite la creación de diversas historias que aprovechan cada una de las fortalezas de una narración para generar mayor participación.

Aunque el patrón inicial plantea que se debe contar con un personaje principal bien fundamentado, es en el mundo narrativo donde se pueden aprovechar las ventajas individuales de cada medio para potenciar una experiencia directa desde diferentes perspectivas.
El concepto de construcción de mundos se relaciona directamente con los principios de inmersión y extracción ya que ambos representan formas en las que los consumidores se relacionan de manera directa con los mundos recreados en la narrativa, tratándolos como espacios reales que se interceptan de alguna manera con nuestra propia realidad (Jenkins, 2009, ¶31).
Al interactuar con un mundo también se recrea la necesidad de conocer por medio de mapas, relaciones y diferentes objetos, todas las posibilidades narrativas que se involucran en una historia. Un mundo bien diseñado invita a ser explorado de manera concienzuda.

Figura No 1. Mapa de relaciones de personajes que pertenecen al mundo de X-Men (Niel, 2009)


Referencias:

Jenkins, H. (2009). The Revenge of the Origami Unicorn: Seven Principles of Transmedia Storytelling. [En línea]. Recuperado en diciembre 22 de 2009. Disponible en: http://www.convergenceculture.org/weblog/2009/12/the_revenge_of_the_origami_uni.php

Niel (2009). X-men Universe Relationship Map [Imagen]. Recuperado en abril 21 de 2010. Disponible en: http://www.uncannyxmen.net/images/article/relationship/relationshipmapv1_files/gif_1.gif

miércoles, 7 de abril de 2010

Principios de las narrativas transmediáticas: Continuidad vs Multiplicidad

Continuidad y multiplicidad conviven de manera paralela en las narrativas transmediáticas; la continuidad se relaciona principalmente con el canon y la coherencia del texto; consumir un mensaje en diferentes medios requiere de una composición lógica que genere unidad narrativa. La multiplicidad en cambio es mucho más flexible y trata de abordar alternativas que muchas veces distan del planteamiento original del autor por lo que se convierte en una práctica que es aprovechada por las audiencias para construir sus propias historias.
En los medios tradicionales, el énfasis se manifestaba en la continuidad y el control, asegurando que las historias fueran consistentes con lo planteado originalmente por el autor. En las narrativas transmediáticas sin embargo, el énfasis está en la multiplicidad, el surgimiento de múltiples autores que crean narraciones o recuentan las existentes para construir una gran cantidad de variadas historias (Li, 2009, ¶1).
Figura No 1. Representación del concepto de continuidad y multiplicidad.

Representación del concepto de continuidad y multiplicidad

Para Jenkins (2009) la multiplicidad es la posibilidad de acceder a versiones alternativas de los personajes  o universos paralelos de las historias, como recompensa al conocimiento que se tiene sobre el material original. (¶18).

Aunque la continuidad favorece el entender todo el universo narrativo, el alcance que se logra con la multiplicidad invita a la participación del público en la construcción de historias. Aunque muchos de los aportes se alejen de las características establecidas por el canon, el hecho de que se involucre a nuevos colaboradores, grandes consumidores de estos productos,  potencializa el crecimiento de la franquicia.

La multiplicidad permite que puedan convivir mundos paralelos a la historia original, pues una historia que tenga lugar en un espacio geográfico bien definido, por ejemplo Paris, puede ser reconfigurada para que se desarrolle en la ciudad de México; cambio que plantea nuevas implicaciones a nivel cultural y social para los personajes que intervienen en la obra. 
La multiplicidad permite que los fanáticos se diviertan recreando nuevas alternativas al representar los personajes y eventos desde nuevas perspectivas, los creadores de historietas confían en ellos para que resuelvan no sólo como encajan las piezas sino también cuál versión de la historia funciona a nivel general (Jenkins, 2009, ¶ 19).
Figura No 2. Distintas representaciones de Batman que permiten ilustrar el concepto de multiplicidad
Imágenes capturadas del capítulo 1: "Have i got a story for you" (Nishimi, 2008), del video Batman Gotham Knight.


Muchas de las reconfiguraciones desarrolladas por parte de las audiencias, se convierten en apuestas extraoficiales al desarrollo de la narrativa. Aunque motivan la participación y la promoción de los elementos que componen una franquicia, no se tienen en cuenta de manera oficial, y en algunos casos pueden llegar a generar conflictos sobre la propiedad intelectual, dependiendo de su nivel de popularidad.

Referencias: 
Jenkins, H. (2009). The Revenge of the Origami Unicorn: Seven Principles of Transmedia Storytelling.  [En línea]. Recuperado en diciembre 22 de 2009. Disponible en: http://www.convergenceculture.org/weblog/2009/12/the_revenge_of_the_origami_uni.php

Li, X. (2009). Transmedia as Archontic texts: Multiplicity, Subjectivity, and Social Change. [En línea]. Recuperado en diciembre 25 de 2009.Disponible en: http://www.convergenceculture.org/weblog/2009/11/transmedia_as_archontic_texts.php

Nishimi, S. (Director). (2008). Batman Gotham Knight - Segment 1: Have i got a story for you. [Cinta cinematográfica]. Estados Unidos: Warner Brothers Animation.